LA IGNORANCIA ES MUY ATREVIDA

By mayo 7, 2019 Días con mensaje

 

Pensad en esta frase, ¿a cuántas personas y a cuántas situaciones os recuerda? Muchas personas hablan sin tener conocimiento de causa, las hay que hablan desde los tópicos y, otras tantas, hablan desde el prejuicio.

Esas personas, opinan y, lo que es peor, juzgan. Antes de hablar deberíamos pensar, y mucho, si tenemos los suficientes datos para opinar. Debemos tener en cuenta si hablamos de oídas o desde el prejuicio que algunas personas nos han metido en la cabeza y no nos hemos parado a analizar.

Debemos estar bien informados al respecto. Las personas que se lanzan a hablar sin saber, hacen mucho daño. Opinar sin conocimiento es atrevido, pero juzgar a una persona nos parece temerario. Y lo peor de todo es que este tipo de conductas, arrastran a la sociedad y al mundo.

Lo mejor es estar seguros de que la información que poseemos es cierta, después analizarlo todo y, por último, y en la gran mayoría de los casos, callar. Callar, sí, porque generalmente, cuando tienes datos y eres capaz de ponerte en el lugar de la otra persona, te cuidarás mucho de hacer lo que no es correcto. Y por tanto, te lo piensas dos veces antes de hablar.

Hay que tener en cuenta que, hasta los jueces se equivocan y tienen las dos versiones, además de todas las pruebas que pueden reunir.

«Bendito sea el hombre que no teniendo nada que decir, se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras.» George Eliot.