FRASES PRECIOSAS DE CHARLES DICKENS

By diciembre 23, 2019 Días con mensaje

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año.

Jamás debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, son la lluvia que barre el polvo cegador que cubre nuestros corazones.

El corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico.

Nunca es tarde para el arrepentimiento y la reparación.

Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender.

El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.

Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes.

El número de malhechores no autoriza el crimen.

Concéntrate en todo lo bueno que te pasa, que a todos nos pasa mucho; y no en las desgracias, que a todos nos pasa alguna.

Es una ley de la compensación justa, equitativa y saluda­ble, que así como hay contagio en la enfermedad y las pe­nas, nada en el mundo resulta más contagioso que la risa y el buen humor.